la regulación de las criptomonedas la decide el Congreso de EEUU, no la SEC

A pesar de los intentos de vigilar la criptomoneda a través de medidas coercitivas, los reguladores financieros de Estados Unidos “están limitados por la realidad jurídica” y el Congreso decidirá en última instancia las regulaciones para las criptomonedas, según ha sugerido el experto en políticas del grupo de defensa de las criptomonedas; Blockchain Association.

El director de política de la asociación, Jake Chervinsky, compartió sus opiniones en un extenso hilo de Twitter el 14 de febrero sobre el estado de la política en materia de criptomonedas.

Señaló que ni la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) ni la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos (CFTC) “tienen autoridad para regular exhaustivamente las criptomonedas”.

Chervinsky cree que un acuerdo sobre la criptolegislación parece “improbable, dada la brecha ideológica entre los republicanos de la Cámara de Representantes y los demócratas del Senado”. Acusó a la SEC y a la CFTC de extralimitarse en sus funciones en un intento de “hacer las cosas” sin tomar en cuenta al Congreso.

Chervinsky pidió a la industria que mantuviera la calma tras la reciente oleada de actividad del “principal antagonista de las criptomonedas”, la SEC, y señaló como ejemplo sus medidas represivas contra los servicios de staking.

El acuerdo del 9 de febrero de la SEC con el exchange de criptomonedas Kraken, que prohibía al exchange ofrecer servicios de staking a clientes estadounidenses, fue reprendido públicamente por la comisionada de la SEC; Hester Peirce.

En una declaración disidente, Peirce argumentó que la regulación mediante administración de la ley “no es una forma eficiente o justa de regular” una industria emergente.

Chervinsky sugirió que el litigio es una forma en que la industria cripto puede presionar para lograr una buena política, señalando que el poder judicial desempeña un papel importante en el dictado de políticas que han sido “ignoradas”.

El exchange Coinbase también se enfrenta a una investigación de la SEC similar a la que dio lugar al acuerdo de Kraken.

El CEO y cofundador de Coinbase, Brian Armstrong, ha adoptado una postura más decidida, afirmando que deshacerse de las apuestas de criptomonedas sería terrible para Estados Unidos.

Armstrong argumentó en un post de Twitter del 12 de febrero que los servicios de staking de Coinbase no eran ofertas de valores y que “defendería esto con gusto en los tribunales si fuera necesario”.

Las sentencias de los jueces en casos emblemáticos crean un precedente legal. Si un caso de este tipo se llevara a los tribunales y un juez decidiera que los servicios de staking de Coinbase no se clasifican como valores, otras empresas de criptomonedas en una posición similar podrían utilizar el precedente como parte de su defensa.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.