La CEO de OPNX reprende a sus financiadores luego de que algunos negaran haber invertido en la empresa

Varios supuestos inversores en Open Exchange (OPNX) han sido criticados por la CEO de la plataforma luego de que algunos se distanciaran públicamente del proyecto tras ser nombrados como financiadores.

El 22 de abril, Leslie Lamb, CEO de OPNX, tuiteó que el comportamiento de las empresas era “repugnante” y “decepcionante”, afirmando que “quieren todas las ventajas con poco o ningún riesgo”.

“Estoy aquí para recordar a todo el mundo que el espíritu empresarial no funciona así, por si no ha quedado ya claro”, añadió Lamb.

OPNX es una empresa de reclamaciones por quiebra creada por Kyle Davies y Su Zhu, los fundadores del quebrado fondo de cobertura de criptomonedas; Three Arrows Capital (3AC).

El drama comenzó el 21 de abril, cuando OPNX tuiteó un vídeo de Lamb agradeciendo su apoyo a varios “grandes inversores”.

La lista de inversores nombrados por OPNX incluía a AppWorks, Susquehanna (SIG), DRW, MIAX Group, China Merchant Bank International y Token Bay Capital Nascent y Tuwaiq Limited.

Casi la mitad de los patrocinadores que figuran en la lista afirman ahora que nunca decidieron aportar fondos a OPNX y han negado toda relación con la empresa.

La primera empresa en negar públicamente su apoyo fue la firma de trading DeFi, Nascent, que afirmó que, si bien compró tokens Coinflex (FLEX), emitidos por primera vez por la versión anterior de la empresa, no participó en una ronda de financiación para OPNX.

La firma de capital riesgo Appworks, con sede en Taiwán, recurrió a Twitter el 22 de abril para proporcionar más aclaraciones sobre su posición de inversión afirmando que su financiación había sido “convertida a la fuerza” de sus participaciones iniciales en CoinFLEX y que “no apoyan lo que [Davies y Zu] hicieron durante los últimos días de 3AC”.

Además, la empresa del mercado de capitales DRW Trading optó por no andarse con rodeos a la hora de distanciarse del exchange, tuiteando sin rodeos que “no es un inversor en OPNX”.

Desde que la polémica se hizo pública en Twitter, FLEX, el principal token de OPNX, se ha desplomado más de un 21%, según datos de TradingView.

Cointelegraph se puso en contacto con Susquehanna (SIG), MIAX Group y China Merchant para obtener aclaraciones sobre sus inversiones en OPNX, pero no recibió respuesta inmediata.

Según la presentación de OPNX, que circuló por primera vez en enero de este año, permitirá a los inversores comprar y vender reclamos sobre empresas cripto en quiebra, como 3AC y FTX.

A diferencia de otras empresas del mercado de reclamaciones, OPNX pretende permitir a los clientes utilizar reclamaciones como garantía para especular con el trading. Además, la empresa afirma que podría ayudar a “llenar el vacío de poder dejado por FTX” y expandirse a otros mercados más regulados, como el de acciones y valores.

En junio de 2022, 3AC recibió un aviso de impago del exchange Voyager Digital tras no pagar un préstamo de 15,250 Bitcoin (BTC) y 350 millones de USD Coin (USDC).

El 1 de julio de 2022, 3AC se declaró en bancarrota y ha sido objeto de críticas por parte de la industria cripto en general, con muchos de sus acreedores acusando a sus fundadores de huir de las acciones legales.

Varias empresas de criptomonedas han declarado públicamente que se negarán a asociarse con cualquiera que apoye o financie a OPNX. A pesar de ello, CoinFLEX, la principal empresa detrás del proyecto OPNX, se ha defendido, afirmando que ayudará a que los clientes de empresas cripto quebradas puedan recuperar su dinero.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.