Inversores institucionales interesados en mercados DeFi

Inversores institucionales interesados en mercados DeFi
Gran parte del interés institucional se ha centrado en la simple tenencia de activos

El espacio DeFi ha experimentado un increíble crecimiento este año. Mientras esto ocurre, también estamos viendo gran parte de los inversores institucionales interesados en mercados DeFi. Los dólares actuales invertidos en DeFi pueden ser modestos, en comparación con los billones de dólares de la inversión tradicional centralizada.

Efectivamente, la evolución de DeFi desde el 2019 ha captado la atención de todo el mundo, desde los agricultores hasta las oficinas familiares. A principios del 2020, un informe descubrió que un increíble 80% de las instituciones que encuestaron -incluyendo asesores financieros, fondos de cobertura y otras fundaciones- tienen interés en invertir en activos digitales.

Aprovechando que el mercado de criptomonedas se ha capitalizado en 2 billones de dólares, los inversores institucionales y los minoristas han sabido aplicar sus estrategias, mientras que la rentabilidad de los servicios está por el orden del 8 por ciento y los tipos de interés son relativamente bajos.

De acuerdo con el cofundador del protocolo DeFi Aave, Stani Kulechov, “la nueva innovación en DeFi está consumiendo más stablecoins, lo que aumenta aún más el rendimiento. A menos que haya una nueva inyección de capital, estas tasas podrían mantenerse durante un tiempo”.

mercados DeFi
Actualmente están surgiendo plataformas que satisfacen las necesidades de los inversores institucionales.

Inversores institucionales interesados en mercados DeFi

En general, el 36% de los encuestados afirma estar invirtiendo actualmente y el Bitcoin sigue siendo el activo digital preferido. Los inversores institucionales valoran los menores costes de transporte, transacciones y almacenamiento que pueden ofrecer los activos digitales en comparación con otras alternativas más tradicionales, como los fondos de cobertura o los bienes inmuebles.

Históricamente, este año algunos se han mantenido al margen por una serie de razones, como la falta de seguros, regulación y custodios de confianza, en especial con la tendencia alcista que experimentó el Bitcoin. Por otra parte, el crecimiento explosivo del BTC atrajo hasta los más escépticos.

Ante la falta de regulaciones, Coinbase Custody es una solución que ofrece soporte para una serie de actores institucionales, incluyendo asignadores de activos, dotaciones, fundaciones y fondos de pensiones. El hecho de ser una empresa fiduciaria autorizada por el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York -esencialmente un banco- ofrece a los inversores institucionales un modelo operativo conocido, confianza en su seguridad y la tranquilidad de que se cumplen las obligaciones reglamentarias.

Un respaldo contra la inflación

Aunque los inversores institucionales utilizan cada vez más el Bitcoin para protegerse de la inflación y la devaluación de la moneda, se frenan por falta de seguros. Sin embargo, a medida que los seguros, la regulación y la seguridad han mejorado, las instituciones han empezado a invertir más en activos digitales.

Ejemplo de ello es la compañía Grayscale, con sede en Nueva York, la cual ejecutó una serie de planes para aumentar la cantidad de Bitcoin y Ether en su fondo de inversión digital de gran capitalización. La línea de inversión de la compañía permite a los inversores institucionales tener acceso a varias criptodivisas, cumpliendo con la normativa.

Plataformas alternativas

Vale recalcar que también están surgiendo plataformas que satisfacen las necesidades de los inversores institucionales. BitGo es una de ellas, creada para los inversores institucionales. Ofrece custodia, negociación y financiamiento de activos digitales a sus más de 300 clientes institucionales.

Al mismo tiempo, tienen un servicio de monedero Bitcoin multifirma, en el que las claves se dividen entre varios propietarios para gestionar el riesgo. En este sentido, habilitaron el servicio Prime Trading y Lending, así como BitGo Portfolio y Tax. Esto es importante porque están dando a los inversores institucionales los mismos servicios de comercio de grado institucional en el mundo de la criptomoneda que están acostumbrados a ver en el mundo tradicional de los valores.

Paralelamente, Orion Protocol es un agregador de liquidez descentralizado, un corredor de bolsa y una plataforma de préstamos de criptomonedas que hace poco lanzó un programa de minería de liquidez en Uniswap. Su objetivo es abordar los problemas relacionados con el cumplimiento y la regulación, una tarea que creen que podría canalizar el valor del mundo financiero tradicional a DeFi.

Una colaboración conjunta entre Orion Protocol y AllianceBlock tiene como objetivo ofrecer a los clientes institucionales una puerta de entrada singular, conforme y no custodiada al espacio de las criptomonedas. Entonces, la legislación también está cambiando. Algunas instituciones cripto-nativas están yendo más allá de la tenencia de activos para participar más significativamente en el espacio DeFi.

¿Intervendrán las instituciones en DeFi?

Hasta ahora, gran parte del interés institucional se ha centrado en la simple tenencia de activos -predominantemente Bitcoin- en lugar de experimentar con los protocolos DeFi. Sin embargo, varios tokens empezaron a utilizar contratos inteligentes que permitían representar el valor de Bitcoin con tokens ERC20, que luego pueden negociarse en plataformas DeFi. En última instancia, esto permite a los titulares de Bitcoin prestar o pedir prestado contra sus activos, en lugar de simplemente mantenerlos.

Con esto, algunas personas creen que una parte significativa de los nuevos activos que se mueven en el espacio DeFi son de inversores institucionales que buscan rendimientos de mayor riesgo. La minería de liquidez es un mecanismo de incentivo que los protocolos DeFi utilizan para atraer liquidez.

Con oportunidades de beneficio sin precedentes en este espacio, las finanzas descentralizadas han atraído la atención tanto de los inversores minoristas como de los que provienen de un entorno más tradicional. Sin embargo, aún hay un riesgo importante y muchas preguntas sin respuesta.

Mientras que el usuario medio de DeFi puede sentirse cómodo asumiendo riesgos con sus propios fondos, los gestores institucionales se enfrentan a una presión y una responsabilidad significativamente mayores, dado que a menudo están gestionando millones de dólares del dinero de otras personas, pero esto no genera mayor dificultad para los inversores institucionales interesados en mercados DeFi.

Valora este Articulo: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…