El CEO de Composable Finance niega infracciones legales tras la dimisión del CTO

El CEO de Composable Finance ha refutado enérgicamente las acusaciones de irregularidades legales en su plataforma de infraestructura de finanzas descentralizadas (DeFi), aireadas por el antiguo director de tecnología de la empresa, Karel Kubat.

El 20 de febrero, Karel Kubat, antiguo director de tecnología de Composable Finance, anunció en Twitter que había abandonado la empresa. También lanzó una serie de acusaciones contra su antigua empresa y su CEO.

En su publicación, Kubat dice que dimite porque la empresa no le ha facilitado estados financieros ni a él ni a la comunidad y porque no tiene una visión general de la salud financiera de la compañía.

Sin embargo, dijo que sospecha que el CEO, Omar Zaki, a quien se ha prohibido legalmente recaudar fondos para empresas, participó en la recaudación de fondos de Serie A para la empresa en violación de un mandato de cese y desista de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos.

Kubat dijo que también sospecha que el papel de Zaki en el presunto proyecto que terminó en un rug pull, Bribe, fue “mucho mayor de lo que declaró públicamente”.

En respuesta a la dimisión de Kubat, realizó un Twitter Spaces para un Ask Me Anything (Preguntame lo que sea) el 20 de febrero, en el que negó enérgicamente todas las acusaciones. Afirmó que, hasta donde él sabía, todas las acciones de la empresa se habían realizado de conformidad con la ley.

En respuesta a las acusaciones de falta de transparencia financiera en la empresa, Zaki declaró que la empresa es privada y no puede divulgar públicamente información financiera.

Sin embargo, “seguimos confiando plenamente en que disponemos de recursos, personal y tecnología suficientes para llevar a cabo nuestras estrategias […] no hay nada que me preocupe o que deba preocupar al público”, declaró.

Zaki también negó haber infringido ninguna orden de la SEC, afirmando que la recaudación de fondos Serie A se realizó completamente en el extranjero y cumplió las leyes de los países en los que tuvo lugar. Zaki declaró que la empresa contrató a un asesor jurídico para asegurarse de que no se infringía ninguna ley, según explicó:

“Esas alegaciones son incorrectas, la serie A fue diseñada como una venta offshore de tokens de utilidad y tuvimos consejo externo asesorando en la oferta […] Yo había dejado muy claro que todas las ofertas de Composable se realizaban con suficiente consejo legal”.

En cuanto a la afirmación de que Composable participó en el proyecto Bribe, Zaki declaró rotundamente: “No participamos en el proyecto Bribe”.

Composable Finance desarrolla un protocolo de mensajería y puente cross-chain. En febrero de 2022, recaudó más de USD 100 millones a través de una subasta de parachain en Polka Dot. Diez días después de la recaudación de fondos, el conocido detective de blockchain, ZachXBTm logró exponer al CEO de la empresa, conocido como “0xbrainjar”, revelando que el CEO es Omar Zaki.

En un acuerdo del 1 de abril de 2019, la SEC acusó a Zaki de “repetidamente engañar a los inversores en el Fondo sobre los activos bajo administración, el rendimiento del fondo y la administración del fondo”, durante su papel como ejecutivo de Warp Finance y Force DAO. Como parte del acuerdo, se prohibió a Zaki recaudar dinero para inversores en los Estados Unidos.

Sin embargo, la acción de la SEC fue una orden civil de cese y desista, y se entiende que Zaki no ha sido condenado por infringir ninguna ley penal.

ZachXBT también acusó a Zaki de haber estado implicado en el pasado en el proyecto Bribe, una presunta estafa de tipo rug pull.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.