¡Descubre lo que la Fed planea para el futuro! ¿Qué hará la Reserva Federal?

¿Cuál será el siguiente paso de la Fed? Según las últimas minutas de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), publicadas el pasado miércoles, el banco central anticipa una recesión (moderada) para finales del último semestre del año en curso. Esto ha creado una gran incertidumbre entre los inversores, quienes no siempre creen en las predicciones de la Reserva. Por lo tanto, es importante entender qué hará la Fed en su próxima reunión.

En la última reunión, algunos de los participantes consideraron como apropiado un aumento del 0.5%. Sin embargo, el grupo terminó escogiendo la senda del 0.25%. Esto sucedió antes de los colapsos de los bancos. La crisis bancaria añadió presiones adicionales al trabajo de la Fed. ¿Cómo afectará esto en sus próximas decisiones?

Según el propio Jerome Powell, director de la Fed, el efecto de una crisis bancaria de este tipo, por lo general, se asemeja mucho a un aumento de los tipos de interés. Esto se debe a que, si los depositantes temen por la seguridad de sus depósitos, es muy posible que pierdan su confianza en los bancos. Esto provoca que los bancos, anticipando un posible problema de liquidez, suban el nivel de capital absteniéndose de emitir préstamos. Por lo tanto, el dinero se vuelve más escaso creando así una presión desinflacionaria.

No obstante, la inflación es un fenómeno multifactorial. La Reserva Federal no es responsable de la política fiscal, de la producción, de la guerra en Ucrania, de las decisiones de la OPEP+ o del cambio climático. Por ende, es importante actualizar nuestra comprensión de la inflación.

La Reserva Federal está haciendo esfuerzos para bajar la demanda. Lo que se busca es retirar liquidez del sistema para bajar la demanda. Al bajar la demanda, los precios, normalmente, caen. Sin embargo, la complejidad e incertidumbre limita bastante nuestra capacidad de hacer pronósticos.
La Fed solamente puede reaccionar a las circunstancias. Si hay un problema en los puertos, la Fed no tendrá más opción que volverse más agresiva. Si todo marcha de manera “normal”, la Fed no tendré que subir mucho más los tipos.

En conclusión, la próxima decisión de la Reserva Federal dependerá de los datos en la medida que vayan llegando. La Fed hará lo necesario para volver al 2% de la inflación. Esto significa que el nivel del dolor va a depender, en gran medida, de factores ajenos de la Fed.