Bitso anuncia la llegada de su tarjeta Mastercard en México

A través de un anuncio en su cuenta oficial en Twitter el pasado 02 de marzo, el intercambio de criptomonedas mexicano Bitso anunció la llegada de la ‘Bitso Card’ al país latinoamericano para los usuarios de su plataforma.

 

La apuesta por el nuevo producto de Bitso se produce gracias a una alianza con Mastercard para aprovechar la tendencia en aumento del uso de medios digitales para el pago de bienes y servicios por parte de las personas de América Latina, que según un estudio del proveedor de pagos se ubica en un 71%.

“Estamos muy emocionados de lanzar la tarjeta y compartimos el entusiasmo con toda nuestra comunidad en México por ver este esperado producto convertido en realidad”, dijo Bárbara G. Briseño, Directora General de Bitso México.

De momento la tarjeta está disponible en versiones física y digital solamente para los usuarios de México, los cuales podrán hacer compras tanto en su territorio como en el extranjero con su saldo en pesos mexicanos dentro del exchange, en más de 90 millones de tiendas afiliadas a Mastercard en todo el mundo.

La tarjeta viene incorporada con tecnología ‘sin contacto’ para ejecutar pagos con solo un tap, sin requisitos de gasto mínimo ni pagos de anualidad por mantenimiento. Importante destacar que la tarjeta física permitirá el retiro de efectivo en cajeros automáticos en todo el territorio mexicano.

La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.